In Noticias

Consecuencias de la escasez tecnológica en las empresas

La tecnología permite a las empresas ser más eficientes, mejorar la comunicación y eficacia de los trabajadores. Es aplicable tanto de grandes y pequeñas empresas. Los beneficios son muchos, pero un mal uso de la tecnología puede derivar problemas en la organización.

La principal conclusión del estudio realizado por Mitel entre 2.500 empleados para conocer los obstáculos a los que se enfrentan las organizaciones para mejorar el grado de productividad de sus empleados es que las comunicaciones ineficientes lastran las cuentas de las empresas. Según el informe,  la mayoría de los empleados dedican más de la mitad de su jornada laboral a comunicarse y colaborar. También afirman haber perdido un 13% de su tiempo de trabajo por una comunicación ineficaz.

tecnologia-consecuencias-de-la-escasez

El estudio afirma que el uso ineficaz de la tecnología podría causar pérdidas a las empresas de hasta 9.000 euros por empleado. La mayoría de los empleados siguen apostando por herramientas tradicionales como el teléfono y el correo electrónico en un 97%. Por otro lado, el 53% de los trabajadores consideran que las reuniones cara a cara son la forma más eficaz de comunicarse.

El uso de las herramientas tecnológicas de comunicación está creciendo y según el estudio en los próximos 3 a 5 años los encuestados prevén hacer un uso más habitual de las herramientas de trabajo colaborativo en línea en un 45%, el chat o la mensajería instantánea en un 51% y el video en un 39%.

El estudio de Mitel afirma que las principales barreras que tiene la empresa en adquirir las distintas herramientas tecnológicas es una formación insuficiente en un 32% y la resistencia a los cambio en un 25%. En este punto cobra una gran importancia la cultura de la organización y el nivel de digitalización que tienen las personas que forman parte del equipo.

Mejorar la comunicación y el uso de la tecnología en los empleados

1. Formación para los empleados

Dependiendo de la franja de edad y la predisposición en la que se encuentren los empleados, habrá que apostar por un tipo de formación u otra. Usualmente, las personas mayores de 50 años tienen más dificultades y, por lo tanto, necesitarán una formación distinta a los empleados de 20 o 30 años que prácticamente han nacido con la tecnología. Lo recomendable es realizar un test de competencias previo para evaluar en qué nivel se encuentran los empleados y realizar una formación adaptada a sus necesidades.

2. Herramientas colaborativas

Fomentar el uso de herramientas colaborativas para que la conversación entre empleados, aunque sean de distintos departamentos, sea más fluida. Además, permitirá que los trabajadores puedan compartir sus archivos y documentos de una forma más espontánea y rápida. Ejemplo de estas aplicaciones son Skype, Teams, Slack o Trello

Recent Posts

Dejar un comentario

Start typing and press Enter to search

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad